De cómo serán los imanes de nevera en el futuro

Concebir que todas las cosas de alguna manera u otra terminar actualizándose con el paso del tiempo y adquiriendo por supuesto nuevas formas. Es algo a lo que muchos no terminan de adaptarse en especial aquellos que provienen del siglo en donde las innovaciones no eran el pan de cada día en el mercado.

Es así como hoy en día casi todas las cosas han ido cambiando a un ritmo que para muchos puede resultar altamente alarmante. Pero no todo es negativo o tan dramático como si estuviéramos en una montaña rusa.

Y de hecho el cambio en las cosas que usamos es bueno si sabemos cómo aprovecharlo y estar a la altura de las nuevas posibilidades que ofrecen. En este sentido cuando hablamos de decoración y elementos del hogar es fácil apreciar cómo los elementos en nuestras casas han ido irremediablemente cambiando.

Por supuesto esto a simple vista es apreciable con el televisor, pero también es extensible desde los platos hasta los bombillos que hoy por hoy se usan de manera más moderna e innovadora en los hogares superando la cuestión de la moda en sí.

Los bombillos por ejemplo ahora vienen en formas y con elementos de iluminación mucho más eficientes y ahorrativos que lo común que fueron en el pasado.

Ahora bien los comunes imanes para nevera también tienen su evolución técnica. ¿Cómo? Usando los elementos simples y a la vez vistosos de la tecnología minimalista actual.

El futuro de los imanes

Ya se encuentran disponibles imanes personalizados que resultan interactivos con el usuario del refrigerador. En especial los referentes a lugares turísticos, eventos, entre otros.

Ahora bien imagina dentro del futuro inmediato el próximo salto. Con imanes para neveras que gracias a la minimización de la tecnología ahora son portarretratos electrónicos que pasan tus fotos favoritas periódicamente.

E incluso yendo más allá, imanes que desplegaran frases, colores y figuras que darán una vida sin precedentes a tu cocina. Ese por ahora es el futuro planteado para estos objetos.

Deja un comentario