Nada está predestinado

Una historia bastante común en los libros de psicología describe la infancia de unos gemelos idénticos que crecieron en un entorno difícil, con un padre que a menudo estaba bebido o drogado y que abusaba de ellos y de su madre.

 

Cuando los gemelos tenían treinta años, un psicólogo les entrevistó como parte de un estudio. El primer gemelo era adicto a las drogas y vivía de la caridad; su mujer y sus hijos le habían abandonado después de haber abusado de ellos durante años.

En un momento dado, cuando el gemelo no estaba ni drogado ni encolerizado, el psicólogo le preguntó: Por qué se hace esto a usted y a su familia?». El gemelo respondió: «De qué otra forma podría haberlo hecho, teniendo en cuenta la familia de la que procedo?

 

El psicólogo se encogió de hombros y fue a entrevistar al otro gemelo, que era un empresario de éxito, felizmente casado y un magnífico padre. El psicólogo le preguntó cómo había conseguido todo eso, a lo cual el gemelo respondió: De qué otra forma podría haberlo hecho, teniendo en cuenta la familia de la que procedo?

 

Los gemelos tenían unos antecedentes muy similares  el mismo entorno de abusos e incluso los mismos genes–, y sin embargo habían hecho cosas muy distintas con ellos. El primer gemelo había renunciado a reconstruir su pasado, convirtiéndose en un esclavo suyo; el segundo eligió un camino diferente y creo un futuro mejor.

Qué elecciones tienes que hacer para crear un futuro mejor?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *